Si quieres enviar tu bicicleta y no sabes como hacerlo, publica tu anuncio en nuestra página para que nuestros transportistas empiecen a pujar por tu envío. Aquí tienes unos consejos para que tu bicicleta llegue en perfecto estado.

Sin duda la mejor manera de hacerlo es enviar tu bicicleta en una caja, así evitarás totalmente cualquier daño. Si no dispones de suficiente espacio para ello, y se trata de un viaje corto, simplemente envuélvela en plástico con burbujas, deberá bastar.

Lista de materiales:

2 cajas. Intenta que una de ellas sea algo más pequeña que la otra.

Cinta adhesiva.

Una cuerda o cordón fino.

Desmontar la bicicleta.

Es importante que la bicicleta esté desmontada, pero aún es más importante saber desmontarla y montarla de nuevo después.

Afloja los cables de las marchas.

Después deshincha las ruedas, hasta que estas contengan la mitad del aire

Desmonta el sillín.

Desmonta la rueda delantera y coloca una cuña de madera entre la horquilla delantera.

Suelta los cables de los frenos, o desmonta  el freno delantero y gira el manillar 180 grados.

Desmonta el manillar.

Quita los pedales.

Colocar los precintos necesarios para que nada se mueva.

Como empaquetar la bicicleta

Introduce con cuidado la bicicleta en la caja más pequeña.  Manillar, sillín y pedales se deben envolver en plástico para evitar daños y rodear con el cordón y fijar a la caja con cinta. Mete las herramientas necesarias para el montaje en una bolsa de plástico, séllala con cinta adhesiva y pégala a la caja para que no se pierda.  Mete la caja de menor tamaño dentro de la caja de mayor tamaño.  Pega las etiquetas a ambos lados indicando el origen y el destino, para asegurarte que en caso de extravío puedas localizarla. Sella la caja con cinta adhesiva.